viernes, 1 de agosto de 2008

El objetivo es tu aliado

La calidad de un objetivo se mide por su luminosidad (número f/). Y un objetivo muy luminoso tiene muchas ventajas: posibilidad de hacer instantáneas en tiempo muy nublado, o en locales cerrados, etc. De reducir la entrada de luz utilizando la velocidad o el diafragma, siempre estaremos a tiempo. La luminosidad depende de la calidad y pureza del cristal del objetivo, así como de su precio.

Más allá de su luminosidad, existen otras formas de clasificarlos:

Objetivo normal:
Es el que suelen tener las cámaras de focal fija. Ofrece una perspectiva normal y un ángulo similar al de la visión central del ojo. Un objetivo de longitud focal normal (entre 40 y 60 mm aproximadamente) es bueno para tomas en general: no permite grandes acercamientos, pero tiene la ventaja de que no "deforma" la imagen.

Objetivos de focal larga y teleobjetivos:
Son útiles particularmente en fotografía deportiva, de la naturaleza y en todos los casos en que permanecer a cierta distancia sea una ventaja. Las escenas tomadas con estos objetivos parecen comprimidas.

El teleobjetivo tiene una longitud focal más larga que la del objetivo normal, su ángulo de visión es más estrecho y, por tanto, capta un área menor del motivo. Se usa cuando no se puede acercar al motivo tanto como desearía. El objetivo de 75 a 105 milímetros es ideal para retrato. Además, permite eliminar todo aquello que pueda distraer en la composición de una toma.

Objetivos gran angulares:
Son útiles para fotografiar en zonas pequeñas, para reproducir edificios altos y para dar sensación de amplitud. Las escenas tomadas con este objetivo aparecen con enorme profundidad de campo, y tomadas de cerca, presentan los sujetos deformados. La ventaja es que permite hacer tomas donde el espacio es limitado, como calles estrechas. Además, reduce los efectos del movimiento de la cámara o del motivo y se puede utilizar una obturación más lenta, de ser necesario.

Hay que tener cuidado con la perspectiva, que se determina por la distancia entre la cámara y el motivo. Cuando se fotografían motivos altos debemos evitar inclinar la cámara hacia arriba, porque si lo hacemos se verán las líneas convergentes.

Objetivos zoom:
Son objetivos de focal variable, es decir, tienen en una misma lente una combinación de objetivos que van desde un tele medio a un angular medio. Son útiles cuando la distancia del sujeto cambia constantemente y cuando es importante poder cambiar el encuadre sin moverse de sitio.

No hay comentarios: