martes, 5 de agosto de 2008

Ajustes para relizar una foto

Los conceptos básicos de la fotografía, esos que al conocerlos marcan la diferencia entre una buena foto y una regular, pueden reducirse a cinco. Son algunas reglas básicas que tienen que ver con la cantidad de luz que permitimos que pase por la lente, y en cuánto tiempo. Si, además, logramos enfocar correctamente y hacer un buen encuadre, el resto dependerá de nuestra creatividad.

Aunque estas nociones se utilizan mucho en la fotografía convencional, especialmente con las cámaras reflex, sirven par mucho más. Incluso cuando estamos utilizando una digital o cuando estamos grabando un vídeo, deberíamos tenerlos en cuenta. Algunas de estas cuestiones pueden aparecernos en el display de la cámara, y debemos saber de qué se trata y cómo usarlo a nuestro favor.

El enfoque:


Se maneja por un simple anillo ubicado en el objetivo pero, así como suena de fácil, es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta, porque una foto fuera de foco es una foto que no sirve.Es cierto que las máquinas reflex modernas, ya sean automáticas o semi, tienen la opción del enfoque automático. Sin embargo, es un buen ejercicio hacerlo de forma manual, pues ello nos ayudará a practicar en qué queremos hacer foco y a manejar la cámara con más soltura.

Las cámaras fotográficas reflex disponen de una rueda o anillo alrededor de la lente, con un punto o flecha que señala una escala graduada en metros (m) o en pies –feets- (ft). Técnicamente, lo que ocurre al girarla en un sentido o en otro es que se ajusta la distancia focal del juego de lentes para que los haces de luz del objeto que queremos fotografiar converjan en el plano de la película (o sensor CMOS si es el caso de una digital) de tal forma que el resultado sea una figura nítida, no borrosa.

Muchas cámaras disponen de un telémetro, que puede consistir en una luz verde que se enciende cuando el objeto que vemos en el centro de la toma está enfocado correctamente. Si no lo posee, tenemos que hacer una estimación de qué distancia existe entre cámara y objeto. Esa cantidad de metros es la que tiene que coincidir con lo que marca la cámara y, a partir de ahí, podremos mover levemente la anilla hasta lograr una nitidez total.

Al enfocar:
  • Nos concentraremos en el tema central, para que salga lo más nítido posible.
  • Cuando fotografiamos un rostro, debemos hacer foco en los ojos del modelo, y no en cualquier parte de su cara. De esta forma lograremos un correcto enfoque de la imagen.
  • Siempre hay que recordar que cuando se enfoca algo que se encuentra en primer plano, generalmente las cosas distantes salen desenfocadas.
  • Si enfocamos a lo lejos (un paisaje), la mayor parte de la foto saldrá nítida, excepto las cosas muy cercanas a la cámara.

No hay comentarios: