lunes, 23 de junio de 2008

¿Compacta o reflex? II

Una réflex permite en cierta manera, "personalizar" la foto, es decir, controlar la luz, la profundidad de campo, etc., de manera que haya una diferencia entre una toma automática y una que hemos pensado. Eso es algo que ni la compacta ni la digital nos permitirán hacer: ellas "decidirán", todas estas cuestiones, de forma que a nosotros sólo nos quedará hacer el encuadre.

Sin embargo, así como la réflex da juego, también exige mucho más. Cuando no trabajamos en modo automático, cada foto puede llevarnos un buen rato, y podemos cometer muchos más errores, como enfocar mal o elegir una apertura de diafragma que no favorezca el resultado final. Además, el equipo es mucho más pesado, menos manejable y, también, menos discreto. Así, por ejemplo, en un viaje, tiene la ventaja de que nos permitirá hacer fotos más "artísticas", pero seguramente, al final del día, nuestro hombro nos pedirá un descanso.

Lás cámaras compactas tienen la ventaja de que pueden llevar hasta en un bolsillo, pasan más desapercibidas y no requieren casi ninguna preparación técnica de nuestra parte.

No hay comentarios: